jueves, 11 de enero de 2007

Quiero escribir otra vez poemas...


Retomar mi antiguo oficio de poeta será mi próximo empeño.

¿Porqué será que los asuntos que me más satisfacen ocupan menos tiempo en mi vida que aquellas cosas banales que no me llevan a ninguna parte?


2 comentarios:

Juan Cosaco dijo...

Bienvenida al club de los poetas muertos.. o tal vez sólo dormidos?
las rutinas intentan aplastarnos y yo, al menos, me rebelo contra ellas... tengo el convencimiento de que llegará un día en que dedicaremos más esfuerzos a nuestras verdaderas pasiones.
Salud!

Angelusa dijo...

Poetas dormidos, mejor.
Llegará ese día, claro que llegará. Y entonces la rutina pasará a ser una anécdota sin importancia, porque lamentarse ya no servirá para nada.
Gracias, Juan. Salud.