sábado, 12 de julio de 2008

Tristeza





La tristeza es un hueco en el pecho por el que no fluye la sangre; una oquedad sin vida, una gruta desalmada, un dolor que nace en la respiración y se vuelve gris y huele a silencio.
Es un verso perdido en medio de un temporal, sin rima ni sonoridad, sin a penas palabras, sin tinta, sin nada; un poema maldito que no se puede recitar.
Es un pozo de lodo, y en el fondo enterrados cadáveres de peces de colores, espectros andrajosos y famélicos, desvaídos y sucios, que no dejan de evocar una sensación que ya no existe… Aquella belleza que fue dejándome un surco en el alma por el que en este atardecer se me cuelan, hiriéndome, rescoldos de melancolía.


4 comentarios:

Chema dijo...

Vaya, he llegado a tu blog buscando la palabra tristeza.

Tu definición es preciosa. Y quizás al definirla contrasta con la tristeza. Yo no la siento tanto en el pecho, la siento más detrás de los ojos, de la boca, como luchando por quitarme la máscara de sonrisa que suele cubrir, en ocasiones, mi cara.

Un saludo.

maalexandra dijo...

ese significado merece estar en un diccionario :)

saludos.

Angelusa dijo...

Muchas gracias, Chema. Lo cierto es que la tristeza cuando nos invade, nos anula de tal modo, que todo en nosotr@s se resiente. Todo. Saludos.

Maalexandra, ¿no estarás exagerando? Muchas gracias a ti tambiémn. Saludos.

maalexandra dijo...

yo no exagero.. tengo ciertas percepciones :)