domingo, 12 de junio de 2011

Queja con forma (aproximada) de abeto



Cinco
o seis mil veces
le he dicho
al impertinente silencio
de esta primavera
que no podía ser verdad,
que tiene que haber un error,
que nadie desvía el cauce de un río
sin autorización de la confederación hidrográfica
previo pago de tantas monedas,
¡y menos aún desviar el mar,
así como así,
sin que tiemble el Universo!
Se
lo
he
dicho
seis mil
o
cinco 
veces
y
no
me
hace
caso.
Díselo tú.

3 comentarios:

Petite Mademoiselle dijo...

No se lo voy a decir. Apuesto a que en realidad no es una queja, sino una 'queeeja' de esas que se hacen por nada ;) Me ha gustado tu blog (te sigo). Pero pido permiso para cojerte este (por supuesto diciendo que es tuyo). Besos.

Angelusa dijo...

Permiso condecido en los términos del contrato que pones entre paréntesis.
Muy amable, muchas gracias.

Angelusa dijo...

Y sí, Petite Mademoiselle, es una "queeeeja".
:-)